Abierta la convocatoria para licencias de motos eléctricas compartidas en Barcelona

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha anunciado la apertura de la primera convocatoria para la obtención de licencias de motos eléctricas compartidas.

El AMB regulará la implantación de los operadores y otorgará licencias para 10.000 vehículos de ‘motosharing’ distribuidos en ocho municipios en Barcelona.

Para facilitar la implementación de este sistema en la ciudad, la AMB regulará la presencia de los operadores y otorgará licencias para el servicio de motosharing, inicialmente distribuidas en ocho municipios metropolitanos.

Estos municipios incluyen tres del Baix Llobregat, dos del Barcelonès y tres del Besòs. Los operadores interesados podrán presentar sus solicitudes desde el miércoles hasta el 11 de junio, y las licencias se asignarán mediante un sorteo público.

Cada operador deberá gestionar un mínimo de 1.250 motos, y la distribución de los vehículos en los municipios seguirá una proporción previamente establecida.

Después de consultar con diversas entidades y representantes del sector, la AMB planea lanzar este sistema de motosharing en otoño.

La transición será facilitada por las licencias de la ciudad de Barcelona, que ya ofrece un servicio de motos eléctricas compartidas desde 2020.

Además, se establecerán áreas con restricciones y prohibiciones para el estacionamiento de las motos, de acuerdo con las normativas municipales.