Empresa española consigue cumplir con el reglamento de Baterías de la Unión Europea

A partir de 2026 entrará en vigor el ‘Reglamento de Baterías’ de la Unión Europea, que obligará a una declaración y un etiquetado obligatorio de baterías por parte de las empresas.

GDV Mobility ha conseguido crear su ‘pasaporte digital’ para controlar el ciclo de baterías de vehículos eléctricos.

La empresa alicantina GDV Mobility ha conseguido un hito en la carrera por cumplir con el ‘Reglamento de Baterías’ de la Unión Europea, que entrará en vigor en 2026.

La normativa obligará a las empresas a declarar y etiquetar las baterías, especificando los componentes y si hay contenido reciclado, además de incluir un código QR con información necesaria y requerida.

GDV Mobility ha creado su propio ‘pasaporte digital’ para controlar el ciclo de baterías de vehículos eléctricos, convirtiéndose en la primera empresa en cumplir con esta normativa.

GDV Mobility y su herramienta My Battery

La herramienta My Battery de GDV Mobility permite acceder a información integral de la batería de forma rápida y sencilla, así como gestionar su reparación si es necesario.

Quienes compren una moto eléctrica en cualquier punto de Europa y donde GDV Mobility haya sido parte del proceso, recibirán un correo para dar de alta la batería y acceder a la trazabilidad de cuándo se fabricó o las reparaciones a las que se ha visto sometida, entre otros datos.

La consolidación de GDV Mobility

En poco más de un año, la startup GDV Mobility ha conseguido consolidarse y aspirar a ser una de las grandes firmas de Alicante. Su plataforma especializada en movilidad sostenible es capaz de surtir y reparar de forma rápida repuestos para vehículos como patinetes o bicicletas eléctricas, entre otros.

En 2021 trabajaban desde una nave en el Vivero Industrial Príncipe Felipe de la ciudad alicantina, más adelante abrieron su propia fábrica para la reparación de baterías y lograron una reducción de costes de hasta el 80% de la que era la reparación más cara de este tipo de vehículos.

Ahora trabajan en la apertura de una nueva planta con la que ampliar su capacidad y poder dar servicio a la gran demanda de reparaciones que les llegan desde el país y también a nivel internacional.

GDV Mobility se posiciona como una empresa líder en el sector de la movilidad sostenible y la reparación de baterías para vehículos eléctricos.

Su herramienta My Battery y su ‘pasaporte digital’ les permiten cumplir con la normativa europea y ofrecer un servicio integral y de calidad a sus clientes. La apertura de una nueva planta en Alicante les permitirá seguir creciendo y consolidándose como una de las grandes firmas del sector.

GDV Mobility crea su ‘pasaporte digital’ para controlar el ciclo de baterías de vehículos eléctricos

GDV Mobility ha conseguido crear su ‘pasaporte digital’ para controlar el ciclo de baterías de vehículos eléctricos, convirtiéndose en la primera empresa en cumplir con el ‘Reglamento de Baterías’ de la Unión Europea.

La normativa obligará a las empresas a declarar y etiquetar las baterías, especificando los componentes y si hay contenido reciclado, además de incluir un código QR con información necesaria y requerida.

La herramienta My Battery de GDV Mobility permite acceder a información integral de la batería de forma rápida y sencilla, así como gestionar su reparación si es necesario.

GDV Mobility, una empresa líder en el sector de la movilidad sostenible

GDV Mobility se posiciona como una empresa líder en el sector de la movilidad sostenible y la reparación de baterías para vehículos eléctricos.

Su plataforma especializada es capaz de surtir y reparar de forma rápida repuestos para vehículos como patinetes o bicicletas eléctricas, entre otros.

En poco más de un año, han conseguido consolidarse y aspirar a ser una de las grandes firmas de Alicante. La apertura de una nueva planta en Alicante les permitirá seguir creciendo y consolidándose como una de las grandes firmas del sector.

GDV Mobility reduce costes de reparación de baterías hasta un 80%

GDV Mobility abrió su propia fábrica para la reparación de baterías y logró una reducción de costes de hasta el 80% de la que era la reparación más cara de este tipo de vehículos.

Ahora trabajan en la apertura de una nueva planta con la que ampliar su capacidad y poder dar servicio a la gran demanda de reparaciones que les llegan desde el país y también a nivel internacional.

Su herramienta My Battery y su ‘pasaporte digital’ les permiten cumplir con la normativa europea y ofrecer un servicio integral y de calidad a sus clientes.