Muévete en moto eléctrica sin cargar la batería

En países como China este sistema de intercambio de batería para la moto eléctrica ya está funcionado con gran éxito.

Se trata de simplemente dejar la batería en un cargador de baterías y coger otra ya cargada, como las bombonas de butano en una gasolinera.

Fabricantes como SEAT y Silence están apostando por modelos con baterías intercambiables para poder adoptar este sistema para sus motos eléctricas.

El proceso es sencillo y eficiente. Gracias a un sistema de reserva y pago previo, los usuarios pueden asegurarse de tener una batería disponible antes de llegar al punto de carga. Una vez allí, simplemente retiran la batería agotada, la reemplazan por una cargada y continúan con su viaje en cuestión de segundos.

Por lo general las motos eléctricas se cargan en casa en un enchufe convencional ya que en los garages no existen enchufes actualmente para este uso. Y no es muy habitual el instalador un cargador para una moto eléctrica como si se hace para los coches.

Además, las baterías mas potentes no son extraibles y si lo son suelen ser lago pesadas, por tanto la opción de baterías intercambiables sobre todo para un scooter urbano puede ser una buena alternativa.

En este sentido, SEAT y Silence han desarrollado modelos con baterías intercambiables que permiten una carga ultrarrápida. En tan solo 30 segundos, los usuarios pueden cambiar la batería agotada por una completamente cargada en estaciones de servicio especializadas.

Este sistema de cambio rápido de baterías es ideal para desplazarse y así no tener que pensar nunca más en cargar la batería.