Naxeon lanza su moto eléctrica mas deportiva

La Naxeon I AM es una moto eléctrica deportiva con diseño futurista y tecnología avanzada.

Cuenta con una autonomía cercana a los 200 kilómetros y una batería de estado semisólido.

La I AM de Naxeon es una de las más interesante apuestas que están llegando a Europa desde la lejana China, una opción de movilidad con un diseño muy futurista y tecnología avanzada, deportiva y con una autonomía cercana a los 200 kilómetros.

Diseño futurista y deportivo

Diferente y vanguardista, así es la nueva propuesta de Naxeon, una más de las propuestas de movilidad que los chinos de Naxeon han concebido y que están dispuestos a comercializar lo antes posible en el continente europeo.

Aunque tiene la apariencia de un concept car, en realidad lo que ves es lo que muy pronto se pondrá a la venta. El diseño es clave para conquistar, y su cuadro de aluminio en forma de «Y» tumbada es una de las cualidades de esta nueva moto eléctrica que deja la rueda trasera al descubierto.

Un detalle que llama la atención como también la estructura del asiento suspendida en el aire o sus modernos grupos ópticos con tecnología LED que pueden contar con animaciones luminosas.

Tecnología avanzada

La Naxeon I AM cuenta con un sistema de suspensión especial, una horquilla Hossack de paralelogramo con un amortiguador central que contribuye a evitar que la parte delantera se hunda cuando se producen fuertes frenadas.

El esquema delantero separa la suspensión de la dirección, por lo que permite aumentar el agarre al asfalto, mientras que en la parte posterior cuenta con un amortiguador casi vertical. Los frenos son de disco delante y detrás ocultos tras un disco.

Una solución más vanguardista como también el hecho de que los intermitentes se encuentren instalados en el manillar, a ambos lados de una pantalla digital.

No lo parece pero la Naxeon I AM también apuesta por la seguridad, razón por la que cuenta con dos cámaras, una delante y otra detrás, además de sensores de radar avisando de otros vehículos en los ángulos muertos.

Batería y autonomía

La marca ha desarrollado también su propio motor eléctrico, de cubo e integrado en la rueda trasera. Una unidad que se ofrecerá en dos versiones con potencias de 6,5 y 7,5 kW -con un pico de 10,5 kW- unas cifras que equivalen a casi 9 CV, 10,2 CV y 14,3 CV. Con un par motor máximo de 273 Nm, cuenta con un limitador electrónico para evitar deslizamientos al acelerar, ya que alcanza los 80 km/h en solo 6,5 segundos.

La batería es de estado semisólido, y con capacidades de 4,3 y 6,5 kWh, ofreciendo una autonomía máxima de entre 105 y 180 kilómetros.

La firma ha apuntado que es capaz de aguantar hasta 1.500 ciclos de carga hasta el 80 por ciento, necesitando de una hora y media para llegar a este punto, y de cinco horas para recargarla por completo cuando se halla vacía.