Una moto eléctrica del tamaño de una maleta

Las motos eléctricas dan mucha versatilidad al no tener un motor de combustión y poder guardarla en cualquier sin tener ningún tipo de problema.

ICOMA Tatamel es una minúscula moto eléctrica que ha ganado el premio en la categoría de Tecnología de Vehículos y Movilidad Avanzada en el CES de Las Vegas (EE.UU.) el año pasado.

Con una velocidad máxima de 40 km/h y una autonomía de 30 km, esta moto es ideal para desplazamientos dentro de la ciudad.

Su característica más notable es que puede plegarse hasta alcanzar el tamaño de una maleta de cabina, lo que permite guardarla fácilmente en cualquier sitio, desde debajo de una mesa hasta en el maletero de un coche.

Pesando 50 kg, la ICOMA Tatamel puede ser arrastrada una vez plegada, gracias a sus ruedecillas, lo que facilita su transporte para recargarla en cualquier lugar.

La rueda trasera mide 6,5″ y la delantera 10″. Además, cuenta con un faro LED, instrumentación LCD y una toma USB, y está disponible en varios acabados. La batería se carga completamente en tres horas, lo que la hace una opción práctica y eficiente para la movilidad urbana.