Una moto eléctrica potente y ligera que llama la atención

Italian Volt Lacama es una moto eléctrica que produce 150 CV de potencia y pesa 197 kg.

La Lacama destaca por su construcción modular y personalización casi infinita.

Se ofrece con dos motorizaciones diferentes y dos versiones, Monoposto y Biposto.

Dispone de cuatro modos de potencia, cuatro niveles de sistema de regeneración de energía y cinco modos de conducción.

Cuenta con una tecnología de batería denominada Fluid Battery Technology que ofrece más de 250 km de autonomía en conducción urbana. Monta los mejores componentes posibles, como suspensiones Öhlins y frenos Brembo.

Está disponible para pedidos a un precio de 29.800 euros para la variante Hyperlight y de 31.800 euros para la Hyperpower.

Italian Volt Lacama: una moto eléctrica de altas prestaciones

La Italian Volt Lacama es una moto eléctrica que produce 150 CV de potencia y pesa 197 kg. Se trata de un trabajo del conglomerado transalpino Gruppo Tazzari, especialista de la moto eléctrica.

La Lacama destaca por su construcción modular y personalización casi infinita. Desde su página web, permiten elegir entre 10 frontales diferentes y una selección de 22 opciones cromáticas para los carenados. Por su parte, los asientos realizados en cuero ecológico constan de otros 20 colores. Así, ninguna moto eléctrica Lacama será igual.

La Italian Volt Lacama: una moto eléctrica de altos vuelos

La Italian Volt Lacama se ofrece con la misma unidad eléctrica y dos variantes de potencia diferentes. Así, la versión Hyperlight desplega 82 CV de potencia y una velocidad máxima de 170 km/h, pero a cambio para la báscula en 197 kg.

Hyperpowe es la opción más potente, con un total de 150 CV, 230 Nm de par máximo, una velocidad máxima de 230 km y un peso de 219 kg. Con estas cifras, se iguala en términos de peso a sus homólogas de combustión, al tiempo que ofrece sensaciones de auténtica ‘teletransportación’ al ofrecer la mejor relación peso-potencia del segmento.

La Italian Volt Lacama: los mejores componentes disponibles

En línea con la filosofía de esta moto eléctrica, Italian Volt ha decidido montar los mejores componentes posibles. Por eso mismo, observamos que Öhlins se encarga de vestir a este modelo en términos de suspensiones.

Nos encontramos con una horquilla NIX presidiendo el tren delantero y un monoamortiguador TTX en disposición lateral. Ambas unidades son totalmente ajustables y se combinan con un equipo de frenos Brembo. La marca italiana permitirá elegir entre neumáticos de carretera o mixtos.